Georgia.

De repente se han ido: han pasado todos esos momentos y ahora, con una mezcla de timidez y cobardía, se han convertido en recuerdos. Vibrantes, eso sí, pero recuerdos al fin y al cabo. Y lo peor de los recuerdos no es su tiempo pasado, sino su extraña capacidad de omnipresencia. Eso es lo peor de todo. Y también lo mejor. Somos el resultado de todo ese camino, el precio de dejar huella, las heridas, los reencuentros y los atardeceres.

Anuncios
Georgia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s