ARTE.

Si algo he aprendido de la poesía es a esperar: a tener la paciencia de quien observa el mundo sin esperar que ocurra nada. A comprender que los fuegos artificiales son un recurso al que sólo recurre quien no tiene verdad bajo la tinta y a entender que -pase lo que pase- hay reivindicar la mirada propia, esa que pasea por cada fotograma de la vida en busca de sensaciones.

Muchas de ellas no llegarán nunca a plasmarse en papel y, sin embargo, serán las más valiosas. Y lo serán porque, en lo más íntimo de nuestras reflexiones, harán pequeños cambios, en un principio casi inapreciables, pero, como las olas, capaces de formar acantilados.

Eso es el arte. Como el tiempo: cambio.

 

Anuncios
ARTE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s